Seleccionar página

Muchas personas suelen vivir preocupados acerca de su situación financiera, pero si se hace una adecuada administración y control puede vivirse una vida más tranquila. Poniéndolo de una forma más sencilla: debe tener muy claro cuándo puede gastar, cuándo puede invertir, tratar de ahorrar siempre y pagar sus deudas.

Pero a pesar de todos los consejos o de las razones que se pueden encontrar, todo depende en gran medida del caso particular de cada persona y como fue educada desde pequeña en relación con las finanzas. Existen familias de 5 que pueden sobrevivir y hacer milagros con alguna cantidad de dinero, mientras que una pareja sin hijos batalla para salir cada mes de las deudas.

El estilo de vida y las aspiraciones juegan un rol muy importante, así como la forma en que se procesa la información. Presentamos algunos mandamientos para reprogramar sus pensamientos e inclinarlos al buen camino de las finanzas.

1. Haga un plan donde especifique cómo y cuándo va a pagar sus deudas y responsabilidades. Una cualidad de las personas organizadas es que sus pagos y deudas jamás sobrepasan su nivel de ingresos.

2. Organice sus gastos y hágase de un presupuesto para cada mes que viene.

3. Busque alternativas para reducir sus gastos y comenzar a ahorrar.

4. No ponga en juego su futuro e inicie ahorrando lo antes posible.

5. Al momento de tomar decisiones sobre sus finanzas personales no deje que las emociones hagan el trabajo, piense de manera objetiva para que las decisiones sean más inteligentes.

6. Si ya ha considerado solicitar un préstamo o crédito debe considerar que además de ayudarle con el pago de algo que se encuentra fuera de su alcance, está adquiriendo una deuda a la cuál debe hacer frente en los pagos responsables cada mes.

7. Si por más de haber hecho presupuesto o tratado de recortar gastos no ha logrado hacer que su dinero le rinda cada mes, es hora de encontrar más alternativas como otro trabajo de medio tiempo o generar rendimientos a través de la inversión.

8. No pase por alto la opción de invertir su dinero y generar rendimientos. Su dinero no se mantendrá estático. Recuerde que puede diversificar el riesgo invirtiéndolo en diferentes herramientas o proyectos.

9. Encuentre opciones de inversión que pueden ser: abrir su propio negocio, prestar dinero o entrar a los mercados financieros. Antes de tomar esta decisión investigue a fondo como funciona cada una de las opciones.

10. Cuando vaya a hacer gastos muy elevados, tómese unos momentos para pensar en las consecuencias de los gastos, y si realmente es necesario que lo haga ya que puede afectar sus finanzas en lugar de mejorar su estilo de vida.

Sabemos que difícilmente puede cambiar por completo su forma de pensar o de administrar sus finanzas, pero al menos puede comenzar con pequeños pasos aplicando más de uno de los consejos antes mencionados. Una vez que logre adoptar alguno se convertirá en un hábito y así comenzará a construir el cambio en su vida financiera.