Seleccionar página

Los niños no están conscientes de los problemas económicos de la actualidad, pero es bueno que desde pequeños de acuerdo a su edad aprendan sobre el ahorro y lo hagan un hábito y forma de vida, esto le traerá a la larga muchos beneficios.


Ventajas de enseñar a ahorrar a los niños

  • En su edad adulta les será fácil cumplir sus metas financieras
  • No tendrán que preocuparse por deudas, porque no tendrán
  • Contarán con educación financiera

 

1. Obséquiele una Alcancía

Acompañado de la alcancía debe incluir una pequeña libreta en la que su hijo pueda llevar un control sobre el dinero que ingresa a ella, esto lo ayudará a ser una persona con una buena organización financiera, procure comprar una alcancía que no se pueda abrir fácilmente si no podría haber “trampas” en cuanto a la organización del dinero.

Cuando el niño obtenga su mesada, aconséjelo a destinar una parte de ella al ahorro.

2. Enséñele a establecer metas

No tiene caso, ni para un adulto, ahorrar un montón de dinero sin sentido, debe haber una razón, una meta que sirva como motivación para continuar con el ahorro. Claro que las metas dependerán de la edad de su pequeño puede ser desde un juguete hasta un aparato electrónico.

Procure que su hijo las establezca, puede sugerir algo pero lo importante es que sea algo que le guste para que se encuentre motivado y pueda fomentar el hábito del ahorro.

3. No lo desaliente

Es normal que en un principio el niño encuentre difícil llegar a la meta deseada, pero una forma de desalentar a que pierda ese hábito es poner usted el dinero restante, evite estas acciones, si en realidad quiere fomentar este hábito financiero en su hijo aliéntelo a que logre sus metas sin ayuda de por medio.

4. Otorgue recompensas

De acuerdo a nuestra economía es probable que no podamos dar una gran mesada a nuestros hijos, y esto pueda hacer que vean sus metas muy lejanas, puede también otorgarle pequeñas recompensas por tareas que realice en casa o en la escuela, así también lo fomenta a ver las tareas domésticas como algo positivo. Es decir puede otorgarle $5 por lavar los platos o por darle de comer a su perro, etc.

5. Enseñe con el ejemplo

Esto es lo principal, recuerdo que los niños más que a palabras o regaños aprender por medio del ejemplo que ven en casa. Jamás le pida dinero de su alcancía, esto echara a perder todos los esfuerzos logrados porque su pequeño ahorre.

Al momento que usted le otorga su mesada o su recompensa por quehaceres cotidianos, el dinero es propiedad de su hijo, véalo así y evitará cualquier tentación.

 

Abrir la comunicación en cuanto a finanzas y economía con nuestros pequeños les ayudará en su vida adulta y lo que a usted le pudo haber costado mucho y aprendido tal vez más tarde ellos lo verán de forma natural y llevaran una vida financiera sana. Además incluya juegos en su vida cotidiana como monopoly.