Seleccionar página

El mundo ha sido diseñado para que gastemos dinero constantemente, los establecimientos tienen grandes estrategias de marketing para  que consumamos. Muchas veces pueden ser ofertas de contado o incluso a meses sin intereses, que atractivo suena tener que pagar una pequeña cantidad por una pantalla plana por 2 años, pero ¿Está seguro que quiere tener una deuda por dos años?

Gasto

– Para poder alcanzar la libertad financiera es muy importante que esté consciente de sus hábitos de consumo y cómo repercuten en el futuro. Una forma de evitar el malgasto es identificar ese momento en los que se está haciendo una compra impulsiva, algo que no se necesita y se llega a casa con sentimientos de culpa.

– El crédito no es una extensión de su ingreso, sino una deuda a futuro.

– Resista a las ofertas que se encuentra, no debe comprar todo lo que ve aunque parezca irresistible.

– Los meses sin intereses son altamente recomendados cuando son para adquirir bienes duraderos y el pago de la deuda no es más largo que la vida útil del bien.

– Aproveche los incentivos fiscales para poder hacer deducciones de sus gastos.

– Defina un presupuesto de gasto máximo y apéguese a él lo más que pueda. Respete cada concepto de gasto asignado para que no termine gastando de más.

Ahorro

– Es importante tener una meta de ahorro, algo con lo que se sueña y se desea alcanzar. Después de tener esa meta se debe encontrar el mejor instrumento para lograr dicho ahorro, usted debe investigar y hablar con asesores acerca de las mejores herramientas financieras para lograrlo.

– Automatice el ahorro una vez que haya encontrado un instrumento o herramienta que se adapte a sus necesidades. Así no tendrá que preocuparse por hacer depósitos personalmente y no perderá tiempo. Puede ser retirado automáticamente de su sueldo, pero para eso debe dejar de considerar dicha cantidad como ingreso porque después cuando haga su presupuesto de gastos el dinero no será suficiente. “Ojos que no ven, “corazón que no siente”

– Destine el 10% de su ahorro para el retiro, destine una cantidad del total del ahorro para diferentes conceptos.

– Especifique metas y designe un porcentaje fijo.

– Ahorre para comprar, acostúmbrese a adquirir bienes únicamente con dinero que si tiene y que puede gastar, no ponga en riesgo el pago de otras responsabilidades por gastar y mucho menos acuda al crédito para hacerse de gastos comunes.

– Comience con el hábito del ahorro aunque sean cantidades pequeñas, lo importante primeramente es hacerse de un hábito.

No es malo gastar, pero cuando se hace sin considerar como afectará al futuro, puede verse en aprietos financieros. Si se ha percatado que sus hábitos de compra no son los mejores, vale la pena que se ponga a evaluar cómo es que adquirió esos hábitos y trabaje  en usted mismo para poder modificar esos hábitos de compra que le están haciendo daño a sus finanzas desde ya hace algún tiempo.