Seleccionar página

Lo peor que puede hacer es esperar hasta el último minuto para comprar las decoraciones, regalos y hasta la cena de esa fecha tan especial. Muchos comercios inician con las ofertas desde antes con ofertas especiales como el “Viernes Negro” o el “Cyber Lunes”. Quienes aún no tienen la solvencia, optan por el crédito y los préstamos personales, dando como resultado la famosa cuesta de enero.

Aquí hay algunas estrategias para que no cierre el año en una mala situación financiera.

El presupuesto es su mejor amigo

Sea temporada navideña o no siempre es bueno tener un presupuesto. Le ayuda a tener control de sus gastos y saber en dónde está depositado su dinero. Para estas fechas es fundamental hacer un presupuesto únicamente para la temporada. Incluya regalos, tarjetas, decoraciones, ropa, comida, absolutamente todo lo que planee gastar. Incluya costos, y por supuesto defina con cuánto dinero va a contar. Si nota que no puede costearlo todo es hora de hacer recortes en algunas cosas innecesarias.

Ahorrar nunca es una mala idea

Todavía tiene más de un mes para poder conseguir el dinero para costear sus planes: es el momento de hacer un ahorro extremo. La mejor forma de costear los regalos y compras es con dinero propio y que no ponga en riesgo el pago de otras responsabilidades.

Abra una cuenta de fiestas

Todo ese ahorro debe ir a parar a algún lugar en donde no pueda gastarlo ni verse tentado. Abra una cuenta de ahorro destinada a los gastos de las fiestas.

Mes austero

Propóngase no gastar nada en un mes, solo lo básico para cubrir las necesidades y responsabilidades. De esta manera le aseguramos que tendrá suficiente para las compras navideñas sin deudas.

Tarjetas de regalo

Sin duda conseguir el regalo ideal para todos es una tarea imposible, por eso las tarjetas de regalo son una gran opción, además de que son económicas.

Pago en efectivo

El pago en efectivo limita y controla sus gastos en esas fechas: si no lo puede costear no lo compre. Las tarjetas de crédito y los préstamos jamás deben ser una opción.

Manténgase informado

Las ofertas y promociones vuelan y estar informado del lugar y la fecha puede ser determinante para que ahorre dinero. Manténgase al tanto chequeando las redes sociales de las tiendas para saber cuándo entran las ofertas.